5 beneficios de jugar a videojuegos

Es frecuente que en determinados medios de comunicación se publiquen artículos o reportajes acerca de los supuestos perjuicios que conlleva el entretenimiento con videojuegos. No es nada nuevo. La industria del videojuego se ha visto expuesta a este tipo de críticas desde sus inicios. Las acusaciones se basan en que los videojuegos promocionan la violencia y son adictivos.

En no pocas ocasiones, los medios que se hacen eco de estas acusaciones son aquellos que van perdiendo audiencia según cambian los hábitos de los consumidores y se enfocan en un nuevo uso de las nuevas tecnologías. Los medios que no se saben adaptar a las nuevas tecnologías suelen ser los más críticos (con o sin motivo) con estas.

Jugar videojuegos es una actividad lúdica como cualquier otra, por lo que lo que puede ser perjudicial es el exceso, no la actividad en sí. Por supuesto que estar demasiadas horas jugando puede ser negativo, como lo es beber en exceso o comer en exceso aunque sean nuestras bebidas y comidas preferidas o aunque sean sustancias sanas.

Pero si somos razonables a la hora de dedicar cierto tiempo a los videojuegos, su disfrute puede resultar muy beneficioso e incluso contribuir a nuestro desarrollo como personas.

Veamos 5 beneficios avalados por la ciencia que demuestran cómo los videojuegos pueden ayudarnos a mejorar algunas facetas de nuestra personalidad.

1. Los videojuegos fomentan el desarrollo de nuestro cerebro

Algunos estudios recientes de algunas de las universidades más importantes tanto de Estados Unidos como de Japón, han mostrado que jugar con videoconsolas conlleva importantes beneficios para el cerebro humano. Entre estos beneficios se encuentra el fomento del desarrollo de algunas partes concretas del cerebro, como son el hipocampo, la materia gris en el cerebelo y el córtex prefrontal derecho.

El desarrollo de estas áreas causa un aumento de las destrezas de navegación espacial, habilidad motora, formación de la memoria, planificación estratégica y velocidad de reacción.

Esto me hace recordar la primera vez que cogí una guitarra del juego Guitar Hero: no atinaba ninguna nota y parecía que golpeara una superficie metálica. Pero decidí insistir y comprar el juego. Tras un mes de prácticas mis reflejos mejoraron y mi pericia con los dedos aumentó. Esto me sirvió para envalentonarme aún más y poder dar el salto a una guitarra de verdad.

2. Los videojuegos pueden ser una herramienta para hacer ejercicio físico

Una de las acusaciones típicas contra los videojuegos era la de que fomentaban el sedentarismo entre sus consumidores. Pero desde la llegada de la Nintendo Wii, las cosas han cambiado radicalmente y jugar videojuegos y hacer ejercicio ya no son actividades incompatibles sino que se dan la mano de manera muy eficiente.

Parece que cada vez más la tecnología avanza hacia la inmersión total de los 5 sentidos en el juego. No solo es cuestión de la videoconsola Wii y su sistema de detección de movimientos; PlayStation y Xbox también se han lanzado a esta aventura y todos los años aportan nuevos avances.

3. Los videojuegos nos hacen más cultos

Muchos juegos cuidan mucho el trasfondo histórico o social y los acontecimientos reales en los que se basan. Por supuesto que se toman licencias narrativas, pero aún así pueden transmitir conocimientos generales igualmente válidos.

Juegos bélicos y de acción como Medal of Honor y Call of Duty, son bastante detallados a la hora de explicar las implicaciones de todo tipo de la Segunda Guerra Mundial. Permiten conocer los bandos en liza, las estrategias y batallas más importantes y algunos de los escenarios y protagonistas más destacados.

Del mismo modo, juegos de estrategia como Total War, Age of Empires o Europa Universalis (a los lectores más jóvenes seguro que este último título les suena viejo) permiten conocer mucho acerca de la geografía y la historia de algunas civilizaciones.

4. Los videojuegos nos ayudan a socializar

Otra acusación típica contra los videojuegos es que generan auto-exclusión. Pero también pueden reunir a personas de distintos ámbitos socioeconómicos y áreas geográficas.

Este efecto de unión también se da en las familias. Las estadísticas indican que un 20% de los padres juegan con sus hijos a la videoconsola. Cada año este porcentaje sube lo cual es un dato muy prometedor.

Los juegos multiplayer ofrecen más diversión. Las opciones de juego en red de las nuevas videoconsolas facilitan el proceso de conexión entre personas. Hay amigos que se han conocido a través de un juego a pesar de que uno puedan vivir en lados distintos del océano.

5. Los videojuegos nos ayudan a ser más creativos

Muchos videojuegos nos ayudan a ser más creativos ya sea voluntaria o involuntariamente. Recuerdo que cuando era niña el juego “Taller de Inventos” tenía el objetivo era crear o inventar desde pequeños artilugios hasta vehículos motorizados.

Hoy encontramos para tablet muchos juegos para que niños y adultos desarrollen su creatividad, desde aplicaciones musicales que te permiten tocar casi cualquier instrumento, hasta juegos que te permiten crear pequeñas historias o cuentos.

Edith Gómez

Edith Gómez (@edigomben) es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

3 Respuestas

  1. 16/08/2016

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Es frecuente que en determinados medios de comunicación se publiquen artículos o reportajes acerca de los supuestos perjuicios que conlleva el entretenimiento con videojuegos. No es nada nuevo. La industria del videojuego s…

  2. 19/08/2016

    […] Freaks: 5 beneficios de jugar a videojuegos – “Es frecuente que en determinados medios de comunicación se publiquen […]

  3. 24/11/2016

    […] Los beneficios de jugar videojuegos […]

Deja un comentario