Anima: Gate of Memories

anima-gate-of-memories

Anima: Gate of Memories es un juego muy especial, es difícil saber si con el tiempo será recordado como un juego de culto o si quedará completamente olvidado, pero sin duda estamos ante un juego especial creado por Anima Project Studio, un estudio valenciano formado por tan solo tres personas que han intentado demostrar lo mucho que se puede hacer con pocos recursos.

Para ponernos en situación, Anima: Gate of Memories es un ARPG financiado vía Kickstarter para PC, PlayStation 4 y Xbox One que está basado en Anima: Beyond Fantasy, un juego de rol con origen español y gestionado por autores europeos y japoneses que nos introduce en un mundo de fantasía llamado Gäia, y que por fortuna, no hace falta conocer para poder jugar a Anima: Gate of Memories en condiciones, aunque lógicamente los que tengan conocimientos del proyecto original siempre podrán apreciar mejor algunos detalles y referencias.

Como decíamos el proyecto Anima nos traslada a un mundo de fantasía conocido como Gäia, un mundo que gracias al juego de rol original ya tiene formado un gran trasfondo argumental, rico en detalles y con muchos personajes, pero es mejor no contar nada relacionado con la historia porque el argumento es más interesante descubrirlo por uno mismo, y más si es un juego como este juego en el que hay cierta libertad a la hora de explorar y ampliar la historia a través de documentos y misiones secundarias que nos ayudarán a dar forma al interesante mundo de Gäia.

Como protagonistas tenemos a la Portadora de las Calamidades, una joven de 20 años que trabaja para Nathaniel (una organización que lucha por salvar la humanidad del mal) y a Ergo Mundus, un ser maligno de gran poder que se encuentra atrapado dentro de un libro de mágico para limitar su poder, dos personajes que se verán obligados a sobrevivir manteniendo una relación de amor-odio en la que Ergo Mundus se llevará la mayor parte del protagonismo al ser un personaje que por aspecto y palabrería hace recordar al Grimoire Weiss de Nier, aunque en Anima: Gate of Memories Ergo Mundus no estará siempre representado en forma de libro ya que puede manifestarse como “humano” para así luchar contra los enemigos.

Esta dualidad de personajes es la clave de los combates, ya que aunque solo podemos luchar con un personaje en pantalla, siempre tendemos la posibilidad de estar intercambiando de personajes para luchar como La Portadora o como Ergo Mundus, lo que nos permitirá encadenar combos o aprovechar mejorar sus respectivas habilidades, ya que por ejemplo La Portadora destaca en ataques mágicos mientras que Ergo Mundus lo hace con los ataques físicos, además de que hay enemigos que son débiles a los ataques de luz (La Portadora) o de oscuridad (Ergo Mundus).

anima-gate-of-memories-analisis-01

Aunque por las imágenes y vídeos pueda parecer otra cosa, hay que decir que el sistema de combate está lejos de ser algo parecido a lo visto en juegos como Devil May Cry o Bayonetta, ya no solo porque el control sea más tosco y menos ágil si no porque aquí lo más recomendable será mantener las distancias y centrarse en esquivar y realizar ataques de larga distancia. Hay enemigos que si podremos (o deberemos) luchar mediante ataques más directos, pero en general luchar a loco o recurrir al cuerpo a cuerpo suele ser contraproducente.

Como ARPG Anima: Gate of Memories cuenta con subida de niveles y un árbol de habilidades propio para cada personaje. Este árbol nos permitirá ir desbloqueando nuevas habilidades y mejorar las estadísticas del personaje en cuestión, lo que nos dará cierta libertad a la hora de configurar el personaje, pero es bastante limitado ya que la idea es que al final consigamos desbloquearlo todas las habilidades, que dicho de otra manera significa que no hace falta preocuparse por si perderemos alguna habilidad o si estamos configurando mal el personaje.

anima-gate-of-memories-analisis-02

Fuera de los combates podríamos destacar que Anima: Gate of Memories tiene muchas partes de exploración, con escenarios interesantes y variados que contienen algún que otro puzzle o escena de plataformas, y aquí hay que decir que las plataformas son sin ningún tipo de duda el peor apartado del juego, porque estas zonas, que afortunadamente son pocas, pueden hacerse muy pesadas y cargantes por culpa de una cámara deficiente que te deja vendido y el tosco control a la hora de saltar. Probablemente nadie pedirá que este juego tenga que tener una jugabilidad a la altura de un Super Mario en 3D, porque tampoco es necesario, pero si es un apartado que debería haberse pulido más porque afecta directamente a la experiencia jugable.

Donde si se puede hacer la vista gorda es en el apartado técnico porque aunque gráficamente es bastante pobre y en ningún momento parece un juego de nueva generación, hay que tener en cuenta la concepción del juego porque tampoco se puede pretender que un juego de tan bajo presupuesto (y que cuesta de inicio 20 euros) que ha sido desarrollado por tres personas pueda competir con las desarrolladoras tradicionales que están formadas por cientos o varias decenas de empleados, y como los chicos de Anima Project Studio son los primeros en saber esto, para contrarrestarlo han apostado por potenciar el diseño artístico por encima del tecnológico, así que pese a esa escasa potencia hay escenarios que destacan por su buena ambientación o diseño arquitectónico.

anima-gate-of-memories-analisis-03

De hecho, estas limitaciones incluso han provocado que las escenas que serían cinemáticas en otros juegos aquí se muestren en unos planos prefijados y más o menos estáticos que le dan un efecto pobre, pero de nuevo, aquí ya entra el nivel de benevolencia que cada uno quiera dar teniendo en cuenta los escasos recursos con los que contaban desde Anima Project Studio. Lo que no es necesario defender es el apartado musical porque cumple a la perfección, con buenas composiciones musicales y temas vocales de gran calidad.

Anima: Gate of Memories no es un juego perfecto y en un frío análisis se puede decir con toda la razón del mundo que tiene poca potencia gráfica y que presenta algún que otro defecto jugable, pero también se puede decir que es un juego especial que vale la pena probar, porque es un juego diferente que sin inventar nada sabe entretener y atrapar al jugador, porque es un juego que se nota que ha sido desarrollado por gente apasionada, esa gente, los tres empleados de Anima Project Studio, se han pasado tres años trabajando intensamente para demostrar que querer es poder, creando un juego que ofrecerá una experiencia de juego muy gratificante para todo aquel que quiera y pueda perdonarle sus defectos y carencias.

Es evidente que si fuese un estudio de desarrollo más grande o con mayor capacidad de financiación podrían haber hecho un juego más sólido y pulido, pero si tenemos bien presente sus humildes orígenes y valoramos la base que han creado para este juego es fácil ver el enorme mérito que tiene Anima: Gate of Memories, ya solo por eso vale la pena darle una oportunidad para que nos demuestre si es un juego para nosotros o no.

anima-gate-of-memories-analisis-04

Nombre: Anima: Gate of Memories

Desarrollador: Anima Project Studio

Distribuidor: Badland Games

Plataforma: PC, PlayStation 4, Xbox One

Año: 2016

Idioma: Textos en español y voces en inglés

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

Deja un comentario