Curiosidades (11): Splatoon, del tofu a los calamares

Splatoon está protagonizado por los Inklings, unos calamares con la habilidad de metamorfosearse en forma humanoide que, por las mecánicas de disparar tinta y utilizarla para nadar a gran velocidad por los escenarios, puede parecer lógico pensar que el concepto jugable naciese a partir de los personajes, pero en realidad fue exactamente al revés.

El equipo de Nintendo para este juego, que se formó con parte del equipo que habitualmente trabaja en los Animal Crossing, empezó desarrollando el concepto de juego y durante el prototipo inicial para mostrar los personajes se valieron de simples cubos, que representaban a un tofu (de color blanco) y a un tofu de sésamo (de color negro), ya que utilizar el color blanco y el color negro visualmente facilitaba diferenciar entre los personajes o equipos, además de que permitiría distinguir a los personajes de los colores de la tinta.

Cuando ya tuvieron las mecánicas bien implementadas empezaron a pensar como sería el mundo del juego y sus personajes, decantándose por unos conejos antropomórficos tras descartar otras posibilidades como recurrir a humanos o ambientarlo en el universo de Super Mario.

Los conejos iban a mantener la dualidad de colores (blanco y negro) y, además, sus largas orejas también podían ser utilizadas como un recurso visual, en este caso para reflejar la dirección hacia donde se movían los personajes, lo que facilitaba el poder controlarlos por los escenarios y apuntar.

En este punto el desarrollo del juego ya iba muy bien encaminado, pero tras dejar probar el juego a otros desarrolladores de Nintendo siempre surgía la misma pregunta, ¿qué sentido tiene que unos conejos disparen tinta y que puedan sumergirse en ella para desplazarse a gran velocidad?

Esta recurrente pregunta les convenció para darle una nueva vuelta al juego y decidieron cambiar a los personajes protagonistas, sustituyéndolos por algo que sí encajase con la temática y el concepto de la tinta, y la respuesta, como ya sabemos, llegó en forma de calamares, que en su primer diseño eran calamares con aspecto de persona, siguiendo el modelo establecido con los conejos antropomórficos.

Al final este diseño también acabó descartándose, cambiando la idea de un calamar antropomórfico en favor de un calamar que pudiese cambiar su forma entre la de un humano y la de un calamar.

Con este cambio de planteamiento ya se llegó al aspecto definitivo que tendrían los personajes y nació el peculiar mundo de Splatoon, que es un mundo postapocalíptico situado miles de años en el futuro (más de 10.000 años) después de la extinción de los humanos y los animales terrestres debido al aumento del nivel del mar, y el concepto de los Inklings, una raza evolucionada de calamares que cuando llegan a los 14 años de edad desarrollan extremidades y cuerpo humanoide, consiguiendo la habilidad de alternar entre su forma humana y la de calamar.

Referencias y enlaces de interés:  Conferencia ‘Splatoon’ and ‘Splatoon 2’: How to Invent a Stylish Franchise with Global Appeal (en inglés), Iwata pregunta

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

1 respuesta

  1. 23/06/2018

    […] Curiosidades (11): Splatoon, del tofu a los calamares […]

Deja un comentario