Disney abandona el desarrollo de videojuegos, cancela Disney Infinity y cierra Avalanche Software

disney-interactive-infinity

Disney Interactive, la filial de The Walt Disney dedicada al desarrollo, producción y distribución de videojuegos, ha confirmado que abandona la producción propia en este sector para pasar a trabajar exclusivamente como una licenciataria, aunque esto solo afecta a los juegos para consolas porque Disney Mobile (la división que se encarga de producir y distribuir juegos y aplicaciones para móviles) seguirá operando con normalidad.

Con esta retirada Disney Interactive ya no desarrollará ni distribuirá nuevos videojuegos propios, lo que de primeras significa que cancela su línea de juegos y figuras interactivas de Disney Infinity y que desmantela tanto Disney Interactive Studios como Avalanche Software (el estudio encargado de desarrollar Disne Infinity), en un movimiento que se llevará por delante a unos 300 empleados y que continúa la tónica que llevaba siguiendo Disney desde 2011, momento en que empezaron a cerrar de manera gradual la decena de estudios de desarrollo que tenían en propiedad como Propaganda Games (Turok), Black Rock Studio (Pure, Split/Second), Junction Point Studios (Epic Mickey), LucasArts (Monkey Island, Maniac Mansion) y Wideload Games (Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse, Guilty Party).

Con el cierre de Avalanche Software Disney Interactive culmina el desmantelamiento de sus estudios dedicados al desarrollo de videojuegos para consolas, y a partir de ahora, como titular de las licencias y marcas de The Walt Disney y sus filiales (Pixar, Marvel, Star Wars, LucasArts…) en el campo de los videojuegos, su función será la de negociar y licenciar los derechos de estas propiedades a compañías externas, tal y como ya ocurre actualmente por ejemplo con Star Wars (que ha sido licenciada a Electronic Arts) o las reediciones en HD de los juegos de LucasArts (Grim Fandango Remastered, Day of the Tentacle Remastered) que están realizando desde Double Fine Productions.

En resumen, Disney prefiere ir sobre seguro y pasa de asumir riesgos desarrollando y distribuyendo videojuegos por su cuenta (o quiere dedicar ese dinero a negocios que consideran más rentables), así que ha preferido apartarse del mercado tradicional de los videojuegos y dejar que las compañías de videojuegos “de verdad” adquieran los derechos para poder desarrollar videojuegos basados en sus licencias, por lo que a grandes rasgos serán estas compañías las que asumirán los costes de desarrollo, distribución y posibles riesgos, mientras Disney se llena los bolsillos a base de contratos y royalties, aunque esto tampoco hay que entenderlo como una barra libre en la que todo vale ya que Disney Interactive en mayor o menor medida va a querer supervisar que se hace con sus franquicias, y en algunos casos concretos pueden hacerse colaboraciones más directas y cercanas si es de su interés y lo creen conveniente.

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. ramon dice:

    Algo a visto para que se retire de esta manera y se meta en trinchera, mal asunto cuando alguien que tiene el dinero y el poder se retira a un segundo plano, igual es que estoy un poco paranoico.

    • Roy dice:

      Está claro que Disney ya hace unos años que decidió abandonar los videojuegos tradicionales pero decidió darle una última oportunidad con Disney Infinity por el potencial de las figuras, un negocio que no les salió nada mal porque las estimaciones son que Disney Infinity en 2015 generó 200 millones de dólares, pero Disney Infinity tenía unos costes de producción brutales (estar sacando continuamente nuevas figuras, gran publicidad, un estudio dedicado de 300 personas…) y las ventas no aumentaban por saturación de mercado, lo que estaba empezando a provocar un colapso y la necesidad de liquidar el precio de las figuras antiguas para poder introducir de nuevas, y debido a esto seguramente Disney optó por cortar un negocio que aunque aún era rentable y generaba dinero no ofrecía el potencial de crecimiento que buscaban, y que además, tenía el riesgo de que el día de mañana tuviesen que “comerse con patatas” miles de figuras.

      • Al Yarritu dice:

        Por lo que han contado en Kotaku, la dirección y los accionistas de Disney han sido más obstáculo que ayuda, interfiriendo en estrategias de negocio de las que tenían poco control. Sobrecompensación tras ciertos momentos de falta de muñecos, elecciones extrañas sobre los personajes que debían figurar…

        Y es curioso que pensasen que faltaba potencial de crecimiento, justo cuando iban a lanzar un modo historia para Toy Box que permitiría crossovers entre las historias de Star Wars, Marvel y, obviamente, Pixar.

        En fin, está claro que esto ha sido un caso claro de alergia al riesgo que, en cierto modo, se veía venir, vista la actuala ctitud de Disney respecto a los videojuegos.

      • Roy dice:

        Das con la clave de todo esto con la palabra “actitud”, Disney Infinity estaba generando dinero y en realidad aún podía tener potencial debido a la grandeza de las franquicias de Disney y sus filiales, pero ya tenían decidido apartarse de los videojuegos y preferirán invertir ese dinero en otras cosas y salirse antes de que el mercado de estas figuras colapse, aunque quizá podrían haber optado por licenciar/externalizar la producción de Disney Infinity porque seguro que pretendientes no le hubieran faltado.

  2. bloodykefka dice:

    No es tan mala idea. Los mejores juegos de Disney precisamente surgieron por eso.

    Lo jodido serán los trabajadores.

    • Roy dice:

      Opino igual, de por si no tiene porque ser malo pero todo dependerá de los contratos que hagan y sobre todo con quien los hagan, pero por el camino han tenido que cerrar a unos 10 estudios y despedir a una cantidad de gente brutal.

  3. León dice:

    Es una pena, las figuras eran muy buenas. Y obviamente es una situación terrible para los trabajadores.

    • Roy dice:

      No me he comprado ninguna figura de este tipo, pero coincido en que eran buenas y viendo su calidad es una lástima que no hayan sacado ninguna figura de los juegos de LucasArts como Monkey Island o Day of the Tentacle, porque con estas quizá si hubiera caído.

Deja un comentario