Dragon Quest Heroes: El infortunio del Árbol del Mundo y la raíz del mal

dragon-quest-heroes-analisis

Omega Force de Koei Tecmo se ha convertido en una auténtica fábrica de hacer videojuegos, cuando uno mira su historial puede comprobar que en los últimos años no han parado de sacar juego tras juego, a un ritmo endiablado, y que la mayoría de ellos forman parte de sus autodenominados Musou, una serie de Hack and slash que entre nuevas entregas, revisiones y spin-offs cuenta con alrededor de 70 juegos que solo en Japón han logrado vender más de 22 millones de unidades.

Estas ventas han sido posibles sobre todo gracias a su franquicia principal, Dynasty Warriors, pero otra importante característica de Omega Force que ha ayudado a sumar ventas es su apuesta por hacer Musou basados en grandes franquicias japonesas como Gundam (Dynasty Warriors: Gundam), One Piece (One Piece Warriors), The Legend of Zelda (Hyrule Warriors) o el caso que nos ocupa, Dragon Quest, una de las franquicias estrellas de Square Enix que ya tiene su propia versión Musou bajo el largo título de Dragon Quest Heroes: El infortunio del Árbol del Mundo y la raíz del mal.

Con Dragon Quest Omega Force apuntó muy alto y se marcó un gran reto, pues es mucha responsabilidad tocar al considerado como padre de los juegos de rol japoneses por turnos, y en este sentido, hay que aplaudir el mimo que le han puesto a la hora de trasladar y conservar la sensación de estar ante un Dragon Quest, algo que en buena parte habrá sido posible porque Yuji Horii, el creador de Dragon Quest, ha actuado como supervisor a través de su compañía, Armor Project.

Evidentemente que estamos ante un juego con corazón de Musou, por lo que aquí desaparecen los combates por turnos para pasar a la acción más directa, pero dejando a un lado el cambio de jugabilidad se ha intentado mantener muchas de las características y sensaciones que ofrece un Dragon Quest, un espíritu que se ha sabido conservar a través del estilo gráfico “made in” Akira Toriyama, las músicas de Koichi Sugiyama, el toque de humor ligero y los típicos conceptos que no podían faltar, como la iglesia para salvar partida, la captura de monstruos, las minimedallas o las recetas de alquimia.

Incluso es fácil notar que Omega Force ha desarrollado Dragon Quest Heroes de manera que sea un Musou más accesible y fácil de jugar, porque aunque la base sigue siendo la misma y hay que matar a innumerables enemigos aporreando botones sin parar, aquí los movimientos, combos y magias son más sencillos de realizar y combinar en comparación a otros Musou, y no se queda solo aquí, porque los escenarios/mapas son más cerrados y menos extensos que en Dynasty Warriors, ofreciendo partidas más rápidas de hacer y terminar.

Esto hace que Dragon Quest Heroes no se sienta como un Musou tan puro y estricto como si pasa con Hyrule Warriors (el Musou de The Legend of Zelda), lo que sumado al desarrollo de su propia historia principal a modo de RPG y la posibilidad de formar y controlar a un equipo compuesto por hasta cuatro personajes simultáneos se puede decir que tiene un mayor componente de ARPG, pero repito, siempre conservando las bases de lo que sería un Musou repleto de enemigos por todas partes y mucha carne de cañón.

dragon-quest-heroes-analisis-01

En cuanto a la estructura del juego, ya hemos mencionado que Dragon Quest Heroes sigue el desarrollo de una historia principal a modo de RPG, pero en vez de ser como un Dragon Quest normal en el que podemos explorar y desplazarnos libremente por un mundo abierto aquí estamos atados a una historia que está dividida por una serie de misiones que hay que cumplir para avanzar por la trama.

Desde el Rocanublo, nuestra base de operaciones, tendremos que seleccionar la misión que queremos hacer y automáticamente seremos desplazados a esa parte del mapa, teniendo que cumplir básicamente con dos tipos de misiones: terminar con hordas de monstruos o proteger a un personaje u objeto. Técnicamente se podría incluir un tercer tipo si queremos añadir las misiones en que tenemos que derrotar a un enemigo final, pero por muy espectaculares que puedan ser esos combates (porque en general lo son), no dejan de ser lo mismo que el primer tipo de misión.

En el primer tipo de misiones solo tendremos que preocuparnos por sobrevivir hasta que matemos a todos los enemigos, pero con el segundo tipo habrá que estar más atentos ya que los enemigos intentarán matar a una persona o destruir un objeto que nosotros tendremos que proteger, pero si fracasamos y los enemigos consiguen matar o destruir el objetivo la misión terminará y tocará repetirla desde el principio (aunque conservando los puntos de experiencia conseguidos). Este segundo tipo de misiones es muy interesante ya que aporta un toque estratégico y es donde cobrará importancia la captura de monstruos, pues será vital liberar nuestros monstruos cerca de esa persona u objeto para que se encarguen de protegerlos mientras nosotros nos desplazamos por el escenario derrotando a los enemigos más lejanos.

Con esto ya se puede entrever que se trata de un juego con un desarrollo bastante lineal, pero desde el Rocanublo tenemos la opción de revisitar escenarios anteriores, algo que nos permitirá luchar con la idea de aumentar los niveles de nuestros personajes y conseguir dinero. Además, según avance la trama se irán desbloqueando misiones secundarias que principalmente estarán basadas en en las típicas de matar a X monstruos o conseguir X objetos, por lo que siempre está la posibilidad de dejar aparcada la historia principal.

dragon-quest-heroes-analisis-02

Como todo buen Musou, Dragon Quest Heroes tiene una variada lista de personajes jugables:

  • Luceus, Aurora, Doric e Isla (Personajes originales)
  • Alena, Kiryl y Maya (Dragon Quest IV)
  • Bianca y Nera (Dragon Quest V)
  • Terry (Dragon Quest VI)
  • Jessica y Yangus (Dragon Quest VIII)

Gracias a estos 12 personajes (más un personaje secreto que podremos desbloquear cerca del final tras derrotarlo en una misión secundaria) el juego ofrece una buena variedad de mecánicas jugables. Si es cierto que son pocos en comparación a un Dynasty Warriors, pero en su favor hay que decir que cada personaje tiene su propia arma y estilo de juego (espada, látigo, arco, puños, lanza, bumerán…), los únicos personajes que se pueden considerar como clones serían los protagonistas del juego, Luceus y Aurora, ya que usan el mismo tipo de arma (espada) y tienen las mismas estadísticas y habilidades, pero Luceus tiene el poder del fuego y Aurora el poder del hielo.

dragon-quest-heroes-analisis-03

La historia de Dragon Quest Heroes puede durar entre 20-25 horas, que aunque es una duración baja para lo que sería un Dragon Quest tradicional es un duración aceptable para este género, y más si tenemos en cuenta que terminar la historia no es el fin del juego ya que después se desbloquearán más misiones secundarias, unas misiones que vale la pena hacerlas porque nos propondrán combates y misiones con enemigos de mayor dificultad, incluyendo combates contra enemigos finales de anteriores Dragon Quest que son una gozada para los fans de la saga. En definitiva, que si queremos hacerlo todo (misiones secundarias, obtener todas las armas/equipamiento, completar recetas de alquimia…) la duración fácilmente se puede duplicar.

Dragon Quest Heroes en Japón cuenta con versiones para PlayStation 3 y PlayStation 4, pero para occidente Square Enix ha descartado la versión para PS3 y en su lugar nos ofrece una versión para PC (Steam), siendo remarcable que tras varios años de ostracismo por fin podemos tener un nuevo Dragon Quest en occidente, pues dejando a un lado los ports para móviles desde el 2011 que no teníamos ninguno nuevo pese a que en Japón si han contado con múltiples remakes y spin-offs para hacer más ligera la espera por Dragon Quest XI, y afortunadamente, el regreso de esta saga no se quedará solo con este spin-off ya que los remakes de Dragon Quest VII y Dragon Quest VIII para Nintendo 3DS llegarán tanto a América como en Europa a lo largo de 2016.

Dragon Quest Heroes: El infortunio del Árbol del Mundo y la raíz del mal es un Musou algo más ligero de lo habitual, que no llega a ser tan vasto como Dynasty Warriors y al que se le han incluido más toques de ARPG, por lo que si eres fan de Dragon Quest es un curioso spin-off que vale la pena tener en cuenta, sobre todo si has jugado a Dragon Quest IV, Dragon Quest V y Dragon Quest VIII, los tres juegos que más convergen con la historia principal de Dragon Quest Heroes. Además, sin ser ninguna bestialidad tecnológica hay que decir que Omega Force ha hecho un buen trabajo trasladando la típica estética de Dragon Quest a la alta definición, y lo mismo para la música a cargo del maestro Koichi Sugiyama, que nos deja con una selección y reinterpretación de antiguos temas a una altísima calidad.

dragon-quest-heroes-analisis-04

Nombre: Dragon Quest Heroes: El infortunio del Árbol del Mundo y la raíz del mal

Desarrollador: Omega Force

Distribuidor: Square Enix

Plataforma: PlayStation 4, Playstation 3 (solo en Japón), PC (Windows)

Año: 2015

Idioma: Textos en español y voces en dual (inglés/japonés)

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

3 Respuestas

  1. bloodykefka dice:

    ¿No decían que también se habían incluido mecánicas de tower defense?

    • Roy dice:

      Imagino que lo dicen porque durante los combates de vez en cuando se abren unos portales dimensionales de los que van saliendo oleadas de enemigos o por la parte estratégica que conlleva el soltar los monstruos reclutados cerca de las personas/objetos para que los protejan, porque si no es eso ni idea de donde sale la comparación con un Tower Defense.

      • bloodykefka dice:

        Es lo que ponía en la tvtropes, me imagino que debe ser por lo segundo.

Deja un comentario