Indie Games: Burning Thirst

Burning Thirst es un videojuego independiente creado por Ninja Monkeys Team como proyecto final del Master de Creacion de Videojuegos de la UPF (Universitat Pompeu Fabra). Un juego de acción brutal inspirado en los “hack & Slash” como God of War pero ambientado en un mundo postapocalíptico que nos recordará a películas como Planet Terror y que queréis que os diga, combinar God of War con Planet Terror es una combinación ganadora. El argumento es realmente original, como Joe Blades, un antiguo piloto de avioneta, deberemos recuperar recuperar la última botella de whisky que queda en el planeta, custodiada por Bruce Krauser y su tropa de mutantes en Perdition City.

Puedes bajar este juego desde la web de Burning Thirst. De hecho, deberías, Albert Caldas Aluart, Iban Nadal Novell, Toni Guillem Tanco, Héctor Sanz Bernabé y Pau Borràs, los componentes de Ninja Monkeys Team, han creado una muy buena experiencia jugable, como se suele decir, corta pero intensa. Ojalá los veamos pronto con un proyecto más ambicioso, porque apuntan muy buenas maneras.

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Jorge Duré dice:

    Genial el juego, lastima que mi PC es tan inútil que ni siquiera podré ejecutarlo. Quizás el único punto que me gustaría mencionar es la poca “intensidad” con la que que se dan los golpes, por lo menos a mi me dio la sensación de que estoy dando caricias a los malos en vez de brutales golpes en el tórax ^^

  2. ramon dice:

    Voy a intentar jugarlo a ver, pero el argumanto me ha dejado hechando espuma por la boca XXDD

  3. ramon dice:

    A mi ordenador le falta poco, me va a saltos , mi gozo en un pozo .

  4. *GASP* ¡Tiene que ser mío!

  5. Machete dice:

    Pues, mi ordenador tiene los componentes que recomiendan los que lo han hecho y me va de lujo. Esta guapísimo! Y más teniendo en cuenta que lo han hecho estudiantes y lo hacen sin cabrar un duro.

    Congratulation a los creadores!

Deja un comentario