Omega Quintet *ω*

omega-quintet-ps4

Idea Factory International y Compile Heart con Omega Quintet nos traen el primer JRPG por turnos exclusivo de PlayStation 4, un juego que pese a tener un apartado técnico bastante modesto y una historia carente de épica o complejidad, tiene un atractivo y profundo sistema de combate que podrá convencer a los fans del género que le den una oportunidad.

La premisa del juego es cuanto menos curiosa, estamos situados en un mundo donde una extraña amenaza conocida como Blare está acabando con toda la humanidad, pero para evitar la extinción humana existen las Verse Maiden, unas chicas con poderes mágicos que lucharán contra los Blare gracias al poder que les otorga su voz y el apoyo de sus fans, y es que las Verse Maiden son unas idols tipo AKB48 o Morning Musume, hasta el punto que sus combates contra los Blare son retransmitidos por televisión para que sus fans las animen y crezca su popularidad para volverse cada vez más fuertes, y obviamente, el juego está protagonizado por un grupo de cinco Verse Maiden (Otoha, Kanadeko, Nene, Kyouka y Aria) que junto a su mánager Takt, hacen su debut formando el grupo Omega Quintet con el objetivo de acabar con los Blare y mantener la alegría y esperanza de las personas mediante sus actuaciones musicales.

Todo el juego gira entorno al concepto idol y los elementos musicales lo impregnan todo, por ejemplo los combates son representados como conciertos y las armas son llamadas micrófonos, pero ante todo Omega Quintet es un JRPG por lo que no esperes un juego musical o de ritmo, esto quedará reducido a un modo opcional llamado “PVS (Promotion Video System)” que nos permitirá crear nuestras propias coreografías, un modo que pese a ser algo secundario está realmente completo, con múltiples opciones para personalizar la creación de nuestro videoclip: canciones, poses, personajes que cantan, movimientos de cámara…

Hay momentos en que uno puede dudar hasta que punto Omega Quintet es una parodia o una crítica hacia la industria idol, pero es difícil poder asegurarlo porque en los primeros capítulos el desarrollo de la trama se queda simplemente en lo más rutinario del día a día de sus protagonistas, centrándose en momentos humorísticos protagonizados por sus personajes estereotipados y recurriendo a tópicos de animes de sobras conocidos que no nos llevan a ningún lado, hasta que en el capítulo siete (de nueve que tiene) las cosas empiezan a ponerse más interesantes al ofrecer toques más oscuros, por lo que la parte interesante de la historia prácticamente se reduce a los dos últimos capítulos.

Sobre el desarrollo de la historia, avisar que Omega Quintet tiene dos posibles finales, el normal y el “true ending”, pero el final normal en realidad es un final malo en el que la historia se termina de golpe dejándote a medias e invitándote a hacer un New Game Plus para intentarlo de nuevo, así que sin entrar en spoilers, vale la pena que antes de empezar busquéis o tengáis en cuenta los requisitos para poder desbloquear el final verdadero y así poder seguir la historia y acceder al contenido postgame, que es tan sencillo como completar las misiones secundarias según vayan saliendo y tener como mínimo una afinidad de nivel 4 con Otoha y Aria antes de empezar el capítulo nueve.

omega-quintet-analisis

De izquierda a derecha, Kyouka, Aria, Otoha, Kanadeko y Nene.

El sistema de combate de Omega Quintet es sin duda lo mejor del juego, tomando prestados elementos de Xenosaga y Final Fantasy X, tenemos un trabajado sistema en el que la clave es administrar bien nuestros puntos de acción y turnos, cada acción (atacar, magia, habilidad, defender, usar objeto) consumirá un punto de acción y según la acción que realicemos tardaremos más o menos tiempo en recuperar un punto de acción para poder volver a actuar. Además de las acciones básicas, podremos realizar distintas combinaciones como realizar magias en cadena para romper una especie de escudo que tienen los enemigos y así hacerles más daño o activar el modo “Harmony”, que sirve para hacer combos físicos o mágicos con varios personajes a la vez, gastando todos sus turnos de acción.

Los combates permiten tantas posibilidades que sería demasiado extenso explicarlo todo por aquí, de hecho el juego es consciente de su complejidad y por eso en los primeros capítulos tendremos numerosos tutoriales que nos irán explicando como usar todas sus mecánicas y posibilidades, como la importancia de tener en cuenta la distancia existente entre nuestro atacante y el enemigo porque el arma que usemos será más o menos efectiva según esa distancia (por ejemplo, un martillo es óptimo para atacar a los enemigos más cercanos mientras que con una pistola será mejor atacar a los lejanos) o que conviene fijarse en la barra de turnos porque nos indicará si en un determinado turno existirá un bonus especial tipo poder hacer más daño físico, recuperar HP o ganar más experiencia, todo ello mientras el medidor Voltage nos indica el estado anímico de los fans que están mirando el combate, pues como comentaba antes los combates son retransmitidos y nuestros fans quieren que luchemos bien, existiendo la posibilidad de activar un modo llamado “Live Mode” en el que los fans nos pedirán cosas tipo “ataca con una magia” o “haz un combo de 100 golpes” y en caso de cumplirlos podremos ganar bonificaciones.

Aunque a Compile Heart hay que darle el mérito de ser una de las primeras desarrolladoras japonesas que se ha atrevido a dar el salto a PS4 en vez de seguir sacando juegos para PS3 o compartidos entre PS3/PS4 o PS Vita/PS4, aquí no encontraremos nada que justifique el salto generacional ya que es un juego que podría haber salido perfectamente para PS3, la gran diferencia que podremos encontrar respecto a los juegos anteriores de Compile Heart para PS3 como los Hyperdimension Neptunia o Fairy Fencer F es que el motor del juego es más estable y sin tiempos de carga, la principal pega técnica está cuando visitemos la oficina de las Verse Maiden ya que se producirán caídas de framerate, algo que no sucederá cuando estemos explorando las distintas mazmorras del juego pese a ser escenarios más grandes y complejos.

Omega Quintet es un JRPG “made in” Compile Heart con todo lo que ello implica, escaso presupuesto y aspecto humorístico y moe incluidos, pero si sabes que esperar de él te entretendrá durante muchas horas porque aunque sus personajes no tienen el carisma que puedan tener los de Hyperdimension Neptunia, si es uno de los juegos más sólidos que ha creado esta desarrolladora japonesa gracias a su sistema de combate, que brilla respecto al resto de apartados e invita a pensar que podría hacer Compile Heart en próximos juegos con más ambición y presupuesto.

Nombre: Omega Quintet

Desarrollador: Compile Heart

Distribuidor: Idea Factory International, BadLand Games (España)

Plataforma: PlayStation 4

Idioma: Textos en inglés y voces en dual (inglés/japonés)

Funyarinpa

What do you mean "what the hell is a funyarinpa"? You mean...you don't know?! How could you not know?! That's...that's practically blasphemous. Say you're sorry! Apologize to the funyarinpa!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Tengo muchas ganas de comprar el juego , fan de los Hyper y de Idols este juego es imprescindible.

Deja un comentario