Onechanbara Z2: Chaos

onechanbara-z2-chaos-analisis

A Tamsoft se la conoce sobre todo por ser la desarrolladora de Battle Arena Toshinden y Senran Kagura, pero además de estas dos franquicias también son los autores de Onechanbara, una longeva serie de juegos hack and slash protagonizados por «mujeres en bikini matando a zombis» que bebe de las producciones de serie B del cine gore japonés.

El primer Onechanbara salió para PlayStation 2 en 2004 dentro del sello Simple 2000 Series de D3 Publisher (una línea de juegos de bajo presupuesto que se vendían por solo 2.000 yenes) que pese a su pobre apartado técnico y escasa publicidad, logró cierta notoriedad en Japón que le permitió convertirse en una franquicia a largo plazo, que a día de hoy sigue con vida tal y como nos demuestran con este Onechanbara Z2: Chaos para PlayStation 4.

Antes de nada conviene avisar que Onechanbara Z2: Chaos es una secuela directa de OneeChanbara Z: Kagura (2012, XBox 360)/OneeChanbara Z: Kagura With NoNoNo! (2013, PlayStation 3), una entrega que no salió de Japón y que tenía la particularidad de que las dos protagonistas principales (Aya y Saki) de las anteriores entregas dejaban paso a un nuevo dúo protagonista (Kagura y Saaya), y debido a esto, Onechanbara Z2: Chaos empieza justo después del final de OneeChanbara Z: Kagura, con un combate entre Kagura y Saaya (protagonistas de OneeChanbara Z: Kagura) contra Aya y Saki (protagonistas de los anteriores OneChanbara), por lo que un jugador occidental conozca la saga o no se podría encontrar perdido con una secuela directa de un juego que no jugó y con unas nuevas protagonistas que no conoce de nada, pero no os preocupéis porque nadie juega a los Onechanbara por la historia porque al principio del juego nos cuentan lo poco que necesitamos saber.

Ese combate inicial se produce porque Kagura y Saaya forman parte del clan Vampiric, un clan que está enfrentado al clan Baneful del que forman parte Aya y Saki, pero rápidamente el combate quedará interrumpido y las cuatro chicas separadas en dos grupos, algo que en realidad es un práctico método/tutorial para que aprendamos a jugar con los cuatro personajes, primero con el grupo formado por las espadachinas en bikini Kagura y Aya (que tienen un estilo de combate más rápido y directo) para después pasar a jugar con el grupo formado por sus respectivas hermanas pequeñas, Saaya y Saki (que tienen un estilo de combate más técnico y con mayor importancia de esquivas).

onechanbara-z2-chaos-analisis-01

De izquierda a derecha: Saaya, Kagura, Saki y Aya.

Tras estos primeros episodios las cuatro protagonistas volverán a reunirse y unirán sus fuerzas para poder hacer frente a un enemigo en común, lo que nos lleva a una de las principales novedades de este entrega ya que podemos jugar con un equipo formado por cuatro personajes en activo. Realmente jugaremos con un único personaje en activo, pero en todo momento podemos cambiar de personaje para encadenar combos o para dejar un personaje herido en reserva (si están en reserva irán recuperando energía), pero también tendremos la posibilidad de activar el Cross Merge Combination (un sistema con límite de tiempo que cuando lo usemos permitirá que el resto de chicas entre en pantalla para masacrar zombis), con el que ahora si las cuatro chicas atacarán de manera activa y simultánea a todos los enemigos en una orgía de golpes, amputaciones y sangre.

La posibilidad de jugar con cuatro personajes es un buen añadido ya que de esta manera se hace más variado y divertido, porque aunque Kagura y Aya son bastante parecidas entre si al ser ambas portadoras de espadas, jugar con Saaya y Saki si se siente diferente porque la primera lleva como arma principal una motosierra y la segunda lucha con puños y patadas, por lo que logran diferenciarse al cambiar el tipo de jugabilidad y ritmo de juego.

Además de las armas principales cada personaje tiene una arma secundaria (Kagura una dagas, Saaya luchar con los puños, Aya dos espadas y Saki una espada) que podemos intercambiar en todo momento para aún tener más variedad. Lástima que no exista un personaje con escopetas como era el caso de Reiko en anteriores entregas, porque aún hubiera aportado más variedad el poder luchar también con armas de fuego.

onechanbara-z2-chaos-analisis-02

Del apartado técnico no hay mucho que decir porque pese a la evolución tecnológica sigue siendo un juego de bajo presupuesto, con escenarios y diseños de enemigos demasiado simples y genéricos, pero siendo justos hay que decir que es un paso adelante dentro de la saga y en global representa un avance (repito, dentro de lo que es) respecto a las dos últimas entregas que llegaron a occidente, Onechanbara: Bikini Samurai Squad (2006, Xbox 360) y Onechanbara: Bikini Zombie Slayers (2008, Wii), y toca destacar positivamente que todo va como la seda, sin ningún tipo de parón o ralentizaciones, siendo su gran lacra una cámara que no siempre estará en el mejor sitio y que a veces nos dificultará localizar a los enemigos.

Y dicho esto, destacar que en el apartado jugable pocas pegas se le pueden poner, porque es realmente sólido y divertido, con combates rápidos y frenéticos que gracias a sus cuatro personajes se puede optar por jugar con distintas armas y estilos de juegos. Además, durante la partida los enemigos soltarán unos orbes amarillos que servirán para poder comprar en la tienda del juego nuevas armas, habilidades, combos u objetos, y afortunadamente todo lo que compremos ya se queda desbloqueado para cuando empecemos una nueva partida.

Como la mayoría de hack and slash Onechanbara Z2: Chaos es un juego corto que probablemente te pasarás en 5-8 horas, pero en este género más que la duración lo importante es la rejugabilidad. y en esto Onechanbara Z2: Chaos cumple de sobras, ya que cada vez que te pases el modo campaña desbloquearás una dificultad mayor (Medium, Hard, Violent, Berserk) y también dispone de un modo especial compuesto por 60 misiones que te propondrán superar distintos objetivos y pruebas, tipo eliminar enemigos de una manera en concreto o no poder usar objetos, por lo que hacerlo todo te puede llevar un mínimo de 25-30 horas tranquilamente.

Por razones obvias un Onechanbara siempre será difícil de recomendar, porque son lo que son, pero Onechanbara Z2: Chaos es un claro paso hacia delante por parte de Tamsoft y D3 Publisher. Si sabes y/o puedes tolerar sus conceptos heredados del cine explotation, como llevar lo cafre por bandera o recurrir a un fanservice barato que a veces puede dar vergüenza ajena (aunque su concepción es más humorística que erótica), te encontrarás con un juego sorprendentemente divertido de jugar y con un buen sistema de combate, más trabajado de lo que pueda parecer desde fuera o por los típicos prejuicios que despierta tras verlo solo por imágenes o vídeos.

En resumen, Onechanbara Z2: Chaos es un juego limitado por su bajo presupuesto y concepción de serie B, que en calidad global no se puede comparar a colosos coetáneos del género como Bayonetta 2, pero es que en ningún momento busca esa grandeza o pretende ser lo que no es, como tampoco lo buscan en la industria del cine películas de serie B como The Machine Girl, Robo-geisha o Dead Sushi.

Nombre: Onechanbara Z2: Chaos

Desarrollador: Tamsoft

Distribuidor: D3 Publisher (Japón), Xseed Games (América), NIS America (Europa), BadLand Games (España)

Plataforma: PlayStation 4

Año: 2014

Idioma: Textos en inglés y voces en inglés/japonés

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

También te podría gustar...

Deja un comentario