¿Por qué la acción siempre triunfa?

Leyendo La Opinión del Jugón de algunos artículos de Vandal, me he estado haciendo la pregunta del título, el por qué la gente se queja de Call of Duty y similares pero igualmente venden a saco. La conclusión que he sacado es que, como todo, las cosas triunfan o no influenciadas bastante por factores externos. En este caso, el tipo de sociedad en la que vivimos.

Para argumentarlo, os lo explicaré y además os pondré ejemplos. Primero hay que tener en cuenta que también influye algo interno, y es que en su mayoría, los juegos aún están en la adolescencia, algo que ya expliqué en un anterior artículo hablando sobre el Síndrome de Peter Pan de los videojuegos. Ahora nos centraremos en los factores externos y también veremos una visión global, tanto del presente como del futuro, de la industria del videojuego.

Los juegos relacionados con la acción, tanto plataformas, como shooters, como hack and slash, siempre han triunfado. Esto está directamente relacionado con la sociedad del estrés que vivimos, sobretodo en occidente, aunque creo que este tipo de sociedad se está extendiendo por todo el mundo. Y digo sociedad del estrés porque es una sociedad en que cuesta reflexionar bien dado lo rápido que evolucionamos. Esto también pasa en el cine, donde las películas de acción suelen ser las más taquilleras, por el simple hecho que hay una gran cantidad de personas con poca capacidad comprensiva para entender algo más que no sea la violencia.

Siguiendo con el paralelismo con el cine, desde siempre, la industria del cine siempre ha estado dominada por los americanos (entiéndase como estadounidenses), gente muy patriótica que piensa que cualquier cosa de fuera de su país o su cultura, debe ser atacada (vamos, retrasados mentales). Y esto se ve claramente en el cine, donde siempre se usan las armas o la violencia física.

La industria del videojuego empezó dominada por los americanos, más que nada porque ellos lo empezaron, pero con la crisis del videojuego del 1983 la cosa cambió y en ese momento empezó la hegemonía de Japón, actualmente en declive. Y digo actualmente en declive porque el futuro, como ya viene viéndose desde hace unos años, volverá a estar dominado por occidentales, sobretodo americanos (de nuevo), por lo que seguirá dominado con videojuegos de acción chorras, nada profundos y con suerte, muy de vez en cuando, veremos algo diferente, algo de arte. Justo lo que acabo de decir ahora es lo que pasa en el mundo del cine, y si los americanos dominan el mundo de los videojuegos, pasará lo que he dicho.

El futuro seguirá la línea que viene viéndose desde hace mucho, juegos de acción. Esta vez creo que en vez de FPS, se verán más juegos de acción mezclados con rol, y también creo que veremos que los MMO (free to play, eso sí) se jugarán mucho más, sobretodo si las consolas se abren más (mirando de reojillo a Ouya). Sé que el juego online cobrará aún más fuerza que ahora, y seguramente veremos innovaciones en este campo, con nuevos conceptos. Además, los juegos de mundo abierto, con la potencia de las futuras máquinas más los sistemas online, pueden dar mucho juego.

Pero en fin, volviendo a lo que estaba contando, el género predominante seguirá siendo la acción. El motivo es simplemente que la gente no tiene tiempo para dedicarle horas profundas a un videojuego, por eso los juegos con mecánica sencilla y poco profunda (Mario, Angry Birds, COD…) son los que triunfan, y en cambio juegos de más profundidad quedan más tapados, al menos por el público general.

Siguiendo con el proceso de americanización del videojuego, creo que Microsoft será la reina de la próxima generación. En EEUU ya es así, y creo que en un futuro los europeos nos americanizaremos aún más de lo que estamos ahora. Creo que la compañía con el futuro más negro es Sony, y Nintendo creo que se quedará en un “ni pincha ni corta” en la próxima generación. Espero que Ouya vaya ganando seguidores, y aunque a corto plazo no será así, y aunque proviene de EEUU, estaría bien verla competir de tú a tú con las actuales grandes compañías.

En fin, al final creo que he respondido a la pregunta planteada, y es que el futuro pinta… a ver si encuentro la palabra… si, tengo la palabra que define el futuro: incertidumbre. Incertidumbre porque hay cosas que se están haciendo muy mal pero empiezan a salir alternativas que lo hacen fantásticamente bien. Espero que las prácticas abusivas de las compañías (DLCs chorras a precio de oro, DRM) y los usuarios idiotas que reaccionan de forma pasiva y se tragan la mierda de las compañías cambien. En fin, que vuelva a haber unas buenas políticas por parte de las empresas, y así todos seremos más felices. Valve con Steam (aunque con ciertas carencias en el aspecto de políticas), GOG.com… lo que se cuece por ahí se está haciendo muy muy bien, y eso es genial. Ahora hace falta que todo esto se lleve a consolas (volviendo a mirar a Ouya de reojo).

Esperemos que aparezcan mentes brillantes con la capacidad de liderar que salven a la industria. Los necesitamos, urgentemente además. Sino, la burbuja explotará, porque actualmente estamos ante un modelo insostenible. Sé que al final he acabado hablando mucho sobre el sector del videojuego más que extenderme con mi teoría de los juegos que dominan y el por qué, pero también hay que contextualizar la historia y así buscar problemas, analizarlos y encontrar y aplicar soluciones.

Cottiny

Artículo escrito por Cottiny.

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Ryo Dragoon dice:

    Que los anglosajones se compren la xbox en docenas por mero patriotismo no significa nada.

  2. Roy Ramker dice:

    Es evidente que el ritmo de vida que llevamos hoy en día influye mucho en el tipo de juegos que consumimos, no siempre es posible estar por ejemplo con un RPG de épica historia y larga duración, por lo que un día con poco tiempo libre, pues muchos acabamos tirando hacia lo fácil con juegos rápidos y fáciles de jugar en los que prime la acción y diversión directa.

    Ahí están los mini-juegos de móviles triunfando gracias a la escasez de tiempo, la falta de ganas de aprender las mecánicas de un juego complejo o la imposibilidad de «sumergirnos» de lleno en un mundo de grandes dimensiones, aunque lo de la «americanización» ya es otra tema en si, y por desgracia, estoy bastante de acuerdo con tu punto de vista porque a la larga puede significar acercarnos más a la palabra «industria» de la industria de los videojuegos, una «fábrica» de hacer juegos pre-fabricados con el único fin de vender y hacer dinero de manera rápida.

  3. FastETC dice:

    A pesar de que argumentas tu postura perfectamente y puede que lleves algo de razón yo creo que das muchas vueltas a algo mucho mas sencillo. La acción triunfa por una razón por encima de todas, por que mola, y sobre todo por aque a priori para el 90% de la población mola mas que otras cosas. Por que tu coges a un chaval por la calle y le das a elegir entre ser un héroe de acción, un fontanero saltarín o un pirata sin barba ni espada ni respeto ni na (joer pobre Guybrush xD) elegirá siempre el héroe de acción.

    Dicho esto los juegos de acción a mi personalmente me gustan pero no son la razón por la que juego a videojuegos, pero reconozco que de vez en cuando me gusta pillar un shoter de momentos «WOW».

  4. Que los juegos de acción existan en sí o se extiendan no es un problema (siempre y cuando no dejen marginados otros géneros), pero la principal lacra del mundillo ahora es la sobreexplotación de series en la actualidad. Cada año, cada navidad nos llega el FIFA de turno, el PES de turno, el Call of Duty de turno, el Need for Speed de turno, el Mario plataformas de turno (mirar trayectoria desde 2006), el Ratchet and Clank de turno, etc etc; y hasta hace nada teníamos el Guitar Hero de turno (cada 6 meses uno por lo menos). Esto solo hace que restringir y empequeñecer la oferta actual de videojuegos y la variedad de ellos, porque visto que estos venden bien, todos los demás les siguen la corriente. No hay más. La gente no quiere más porque con las series conocidas le basta y le es suficiente, porque no son jugones y no buscan cosas más enrevesadas.

    Vamos, que han transformado la mediocridad del conocimiento videojueguil de la sociedad a los videojuegos. Respetando a todos aquellos que disfrutan del videojuego en sí, por supuesto: el gusto personal no merece ni una crítica, solo la dirección de las compañías de ofrecer lo mismo con pocos cambios.

  5. Al Yarritu dice:

    A pesar de que hay varias afirmaciones en tu texto que me parecen bastante exageradas, con una generalización bastante negativa de los americanos (suyos son los pelotazos de acción descerebrada, sin duda, pero suyos son también la mayoría de indies que hay en el mercado, no olvidemos el otro extremo), sí comparto reflexiones como que la falta de tiempo limita nuestras opciones, o los paralelismos con la industria del cine.

    Ahora bien, el que Call of Duty siga obteniendo estas cifras abrumadoras creo que tiene que ver más con lo que señala pepinilloguerrero: la polarización en la industria de videojuegos hacia un número reducido de títulos que logran obtener ventas multimillonarias lanzamiento tras lanzamiento. No importa si es Call of Duty, World of Warcraft, FIFA o Super Mario. Los inversores aflojan la pasta porque saben que obtendrán réditos inmediatos y las maquinarias de marketing se ponen a trabajar con meses de antelación.

    Es un peligro, porque es una burbuja. El día en que un Call of Duty venda menos que el anterior, entonces empezaremos a ver cómo se resquebraja el sistema actual. El problema es que, para entonces, habrán arrasado a los estudios medianos, que no pueden conseguir las cifras de los grandes (y entonces pierden inversores o se endeudan hasta el cuello), o no pueden reducir sus gastos al nivel de los indies (la creatividad es posible porque el dinero requerido es mínimo).

  6. Mugen dice:

    No estoy de acuerdo en que se juega a estos títulos por falta de tiempo, tampoco que se insinúe que estos juegos no tienen mecánicas complicadas. Al anterior Black Ops le dediqué unas chorrocientas horas y ni siquiera fui capaz de sacarle todo el jugo ni ser un crack en el online, le di mucho más a éste que a un Persona, por ejemplo.
    Estoy más de acuerdo con FastETC, los juegos de acción triunfan porque… molan, porque crean un vínculo inmediato con el jugador, porque los objetivos a cumplir están claros y porque las mecánicas con las que cuentan están ya muy definidas. Sí, han adoptado un lenguaje muy hollywood; y sinceramente, yo lo agradezco

  7. Draco dice:

    Razón no te falta, de hecho es curioso si lo comparas a las ventas de libros. El género que más vende son las novelas de misterio.

    Sobre lo que comentas de las quejas de siempre sobre CoD es simple: hipocresía y falta de personalidad. Si en un foro la opinión generalizada es adorar X u odiar Y, por no sentirse desplazado o intentar encajar en el grupo la mayoría tan solo sigue la corriente. Francamente dudo mucho que todos los que dicen odiar CoD lo digan en serio, son como robots repitiendo lo mismo una y otra vez.
    Por cierto, aunque no lo parezca no me suelen gustar los shooters en primera persona xD Pero no por ello me voy a ponerlo a parir.

    La gente es idiota. Si nadie comprase DLC’s las compañías dejarían de cortar los juegos para venderlos por partes. Total, si al cabo de 6-8 meses sacan la versión completa ¿qué más da esperar un poco y ahorrarte un buen pellizco? Pero no es así, porque la mayoría de gamers son gilipollas.
    Hace años que no compro nada de salida, sin contar el Persona 2 Portable ya que salió por tan solo 30€ incluyendo la OST, un póster y varias postales. No suelo comprar juegos que cuesten más de 20€ (viva la importación).

  8. cid dice:

    Estoy de acuerdo con algunas cosas que comentas pero no del todo en el hilo central.. Yo creo que cada generación tiene un género «de moda» que viene dado más por las propias características de las plataformas en sí que por las características socio-económicas de la época. Veamos unos ejemplos:

    1. La genración de 16 bits: la época dorada de los RPGs (aunque continuó un poco más en la primera playstation). Las límitaciones técnicas eran bastantes grandes y la mejor manera de contar una buena historia, presentar un mundo amplio y tener jugabilidad variada era de esta manera. También triunfaron los juegos de lucha porque las consolas de 16 bits podían soportar algunas conversiones de arcades que las de 8 bits no podían (al menos a un ritmo de juego «digerible» para el jugador). Recordemos que mucha gente se compraba consola para poder jugar a conversiones de arcade en su casa y «gratuitamente».

    2. La generación de 32/64 bits: quizás la más difícil de definir. Aunque yo diría que triunfaron los juegos de aventura y/o plataformas 3D (Legend of Zelda, Spyro, …), géneros nacidos de la tridimensionalidad que podían soportar estas consolas.

    3. La generación de 128 bits: el género que triunfó fueron los sandbox y el juego superventas fue San Andreas. ¿Por qué? Se había perfeccionado la tridimensionalidad en los videojuegos y ya podía ofrecer un mundo abierto con muchas opciones en 3D.

    De esta manera, la característica que marca la generación actual son los gráficos hiperrealistas por lo que los juegos de acción son los que mejor se pueden aprovechar de esta mecánica. (Un plataformas 2D queda bonito en HD pero no gana tanto).

  9. GENocideFJS dice:

    Buen artículo, no estoy de acuerdo con todo pero veo puntos que aunque suenen un poco duros, veo que apuntan a parte del problema.

    No creo que con el tiempo los videojuegos se encallen en los títulos de acción «rápida» que se mencionan. Es cierto que por falta de tiempo hay gente que no va a poder disfrutar de un rpg pero lo mismo sí tiene tiempo para juegos arcade en los que en poco tiempo se llega a una conclusión en el juego. No pide horas y horas para que tu personaje evolucione, etc.

    No dejarán de existir jugadores que en lugar de rondar los 40 años están disfrutando de los 15 o 18 años, edades en las que uno se puede permitir (depende del caso, claro, estamos hablando de forma general) dedicar más tiempo a algunas actividades de ocio. Que a veces parece que los videojuegos tienen que evolucionar en favor de la generación que los vió nacer. Tendremos videojuegos para satisfacer a distintos grupos de individuos.

    Sin ánimo de profundizar demasiado añado que quizá sería de agradecer que se hallara cierto término medio en algunos géneros en los que se exige al jugador que dedique horas de su vida a los pasos preliminares de historias que podían contarse a un mejor ritmo: rpgs que se apalancan en sus primeras horas en las que el jugador se sitúa más bien como espectador.

    Y esa es una de las razones por las que una persona que solo puede sentarse a jugar media hora al día o una hora como mucho no encuentra motivaciones para profundizar en un juego que no te permite jugar en numerosas ocasiones. Que a mí me siguen dando ratos agradables algunos jrpgs (por ejemplo), pero no puedo pensar que todo el mundo esté dispuesto a invertir su tiempo en lo que ellos consideran un esfuerzo (tediosos a veces) y para otros es un gusto.

  1. 07/12/2012

    […] ¿Por qué la acción siempre triunfa? por Cottiny. ¿Nuestro modo de vida influye a la hora de elegir a qué jugamos? […]

Deja un comentario