Tácticas de combate, dominando la situación

tacticas-combate-dominando-situacion

Que estamos viviendo de primera mano la consolidación del ocio electrónico resultará bastante evidente para todos nosotros, en la anterior generación se llevó a cabo una expansión social de los videojuegos que superó con creces a sus predecesoras, terminando de asentar esta afición como una de tantas otras más comunes, y ya no solo como algo únicamente para aficionados muy dedicados a ello.

En la rama del multijugador se han producido evoluciones muy interesantes, llegando al punto de que la popularización de las competiciones las lleve a entrar en el debate sobre si asentar el concepto de los deportes electrónicos, con sus federaciones correspondientes de por medio. El auge de los torneos de títulos populares sigue en plena alza con la aparición de juegos que buscan rizar el rizo de las mecánicas, buscando llevarse su parte del pastel, y con ello los equipos de personas dedicadas a la búsqueda de mejorar su rendimiento, con el tiempo y esfuerzo que se requiera poner en ello.

Ya sea en trayectoria freelance o en canteras online, el compromiso de los participantes asiduos demanda unas capacidades de planificación y ejecución, en pos de la recompensa que conlleva el triunfo. Al contemplar sus jugadas no estamos viendo solo reacciones improvisadas sobre la marcha en base a lo que pueda surgir, sino que en las altas categorías cada equipo sigue una coreografía estudiada y practicada con la que abarcar toda posibilidad que pudiera darse, una serie de contramedidas entre uno y otro equipo en la que se acecha a ver quien da el primer paso en la dirección equivocada. A continuación, les presento algunas tácticas que probablemente usen los equipos profesionales, debido a la ventaja que se puede obtener de ellas.

Terreno elevado

Al situarnos por encima del contrincante, estamos ganando una ventaja de posición respecto al margen de maniobra. Un ejemplo de ello es la visión, pues se obtiene una perspectiva más global del escenario, en tanto que quien encuentre en la posición baja sacrifica parte de su rango al dirigir la mirada hacia arriba.

En los juegos de disparos, sobre todo en entornos de estructuras artificiales, el ángulo recto de las plataformas concede una cobertura improvisada, pudiendo usarla el jugador superior al agacharse o retirarse. El mejor ejemplo de esta táctica puede verse en Overwatch, su diseño de niveles basado en la verticalidad ha sido pensado para sacarle uso a la diferencia de alturas entre contendientes.

Movimiento de pinza

La superioridad numérica proporciona de base unos beneficios incuestionables, pero esto no significa que un asalto frontal sea siempre la opción óptima. Al reunir todas la unidades de fuerza disponibles en un único grupo, no solo estamos sacrificando la movilidad individual, si no que le hacemos saber al enemigo que hemos quedado expuestos.

Es en ocasiones como esa en las que, al ser emboscados desde flancos opuestos, el grupo cerrado puede caer debido a no poder cubrirse la espalda de manera óptima. Es en los juegos de acción directa donde mejor uso se hace de esto, al usar una cámara en primera o tercera persona, y por tanto añadiendo el factor del ángulo de visión que permite sacar partido a los puntos ciegos de esta.

Granadas y esquinas

Hará cosa de unos meses me enteré del desarrollo de My Friend Pedro: Blood Bullets Bananas, quedando maravillado ante el uso que se le daba a las físicas de los objetos gracias al tiempo bala, digno de una película de John Woo, y recordé multitud de ocasiones en las que en varios juegos, de manera primitiva, lanzaba granadas directamente a la pared exterior paralela de las esquinas, cosa que combinada con el radar permitió apuntarme un par de tantos con poco riesgo, ya que ese movimiento no me dejaba expuesto. Hoy en día el uso de armas explosivas es más moderado en el ámbito multijugador (para bien), pero eso no quita que valga la pena intentar evitar el riesgo de un tiroteo.

Cuello de botella

En la Batalla de las Termópilas, el ejército persa invasor, compuesto según estimaciones por 250.000 soldados, fue contenido en su totalidad por los defensores griegos con un número aproximado de tan solo 7.000 tropas. ¿Cómo era posible entonces que, con una diferencia de 35 persas por cada griego, los invasores estuvieran estancados en su campaña de conquista? Pues gracias a la formación barrancosa del terreno, que al reducir todo el suelo transitable a un pequeño camino estrechado, obligaba a los persas a desplegarse en filas que quedaban a merced de las falanges griegas. A esta estrategia se la conoce como cuello de botella, pues la mecánica se basa en reducir la potencia enemiga al filtrarla por un sitio estrecho fácil de controlar.

La información es poder

En esta frase popular, se haya el uso práctico de pequeños detalles que afectan en gran medida al curso de una operación bélica. Un curso de acción planeado al milímetro siempre será mas efectivo que la improvisación directa, gracias al conocimiento de las variables posibles.

El clima, el número de enemigos, las rutas de movimiento, el equipamiento… poseer esos conocimientos es tan importante como la administración de los recursos, y por ello también tiene sus contramedidas que aprovechan el uso contrario, la falta de información. El factor sorpresa de una táctica de guerrilla por ejemplo, usando la confusión inicial de una emboscada permite encarar a ejércitos mejor preparados. La función de una cortina de humo precisamente es que el enemigo no conozca la posición de quien la usa, arrebatándole el control de la situación con ello.

Estos solo son unos cuantos ejemplos de lo que se puede hacer con un poco de aprendizaje y entrenamiento de cara al arte de la guerra, a lo largo de la historia la humanidad ha mostrado muchas formas de afrontar batallas, evolucionando y adaptando a medida que la civilización avanzaba, tomando cualquier recurso a disposición, o cuando no, directamente creándolo en pos del avance militar. Mas como dijo el propio Sun Tzu:

“El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”.

Paz.

Ryo Dragoon

Artículo escrito por Ryo Dragoon del blog Al fondo de la estantería.

También te podría gustar...

Deja un comentario