Totsugeki! Fuuun Takeshi-jou (Humor Amarillo) de Nintendo Famicom traducido al inglés

humor-amarillo-nes-famicom-ingles

Family Trainer – Totsugeki! Fuuun Takeshi-jou de Nintendo Famicom ha sido traducido al inglés.

Desarrollado por Human Entertainment (Clock Tower, Super Soccer) y distribuido por Bandai en 1987 para el Power Pad de la NES en su versión japonesa, es una adaptación del popular programa japonés Fuuun! Takeshi-jou (Takeshi’s Castle), conocido en España como Humor Amarillo.

Gracias al uso del Power Pad, un accesorio para NES que podríamos calificar como el antecesor de periféricos más populares como la alfombra de baile del Dance Dance Revolution o la balanza del Wii Fit, con Family Trainer – Totsugeki! Fuuun Takeshi-jou podremos revivir pruebas míticas de este programa como Las zamburguesas, Los cañones de Nakasone o El laberinto del Chinotauro, pero precisamente, al requerir que juguemos moviéndonos de verdad la manera óptima de jugarlo es mediante una consola real con un cartucho flashcard y el Power Pad conectado como mando de control, pues con un emulador el método de control no tendrá la misma fiabilidad que proporciona el accesorio de verdad.

El parche para poder jugar Family Trainer – Totsugeki! Fuuun Takeshi-jou en inglés se puede descargar desde ROMhacking.net y tiene que ser aplicado a una ROM japonesa con cualquier programa compatible con archivos en formato .BPS, como Floating IPS o beat.

fuuun-takeshi-jou-castle-nintendo-famicom-english

Roy

Fundador de Otakufreaks y apasionado de (casi) todo tipo de videojuegos.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Jerometa dice:

    Nunca me han hecho especialmente gracia los programas estos de humor, pero confieso que Humor Amarillo era la excepción xDDD. No sé qué tenía, pero era guay.

    • Marc Towers dice:

      Es fácil decir porque era tan especial este programa, tenía un humor característico ya de por si, era nuevo en su género, y además los comentaristas Españoles le daban más vida. La mayoría de las risas eran por los comentaristas Paco Bravo y Fernando Costillas, y por eso era tan especial.

Deja un comentario